¡Gana dinero con tu blog!

PopAds.net - The Best Popunder Adnetwork

viernes, 7 de febrero de 2014

TEMPLARIOS Y BESANTES EN LAS TIERRAS ALTAS DE SORIA


El punto de vista comercial y financiero (1) que preferentemente os ofrezco en la presente recopilación, desde luego es la faceta menos mágica y legendaria del Temple. Los Templarios si bien en su origen (2) no estaba el actuar como un emporio económico, se encontraron con ello sin pretenderlo –entre otros factores un crecimiento explosivo- y desde luego lo supieron gestionar y aprovechar. Por tanto, a lo de orden medieval militar y religiosa debiera añadirse “y económica” (notémos que de Orden de los Pobres Caballeros de Cristo “Pauperes Conmilitones Christi” pasaron a ser conocidos comúnmente como Caballeros templarios o Caballeros del Templo de Salomón “Milites Templi Salomonis”. Habían eliminado entre otras referencias la de “pobres”). 


LO PROFANO.


2.-Establecimiento y desenvolvimiento económico del Temple. Aspectos generales. 

En general, la consolidación del Temple en sus enmiendas respondía a un plan de actuación preconcebido. Unida a una reorientación religiosa del terreno y de su población (recogían el legado de culturas anteriores -al igual que hicieran los druidas celtas con las culturas megalíticas- representado por las costumbres y cargas de espiritualidad que para los lugareños poseía un sitio sagrado y de culto: rituales, peregrinaciones, milagros, etc, (3)) se procedía, a la consolidación y aprovechamiento del lugar. Para ello se potenciaba el comercio (asegurando las rutas) la agricultura (preferentemente cereales y vid) ganadería (las cañadas reales eran las auténticas autopistas ganaderas en la época) artesanía (potenciaron todos los trabajos artesanales, formando a futuros artesanos en lo que podríamos definir como el embrión de las escuelas de artesanía o de formación profesional) etc, y ponían en marcha una excelente maquinaria logística, de gestión de recursos y selección de emplazamientos estratégicos (Por algunos autores se ha suscitado la influencia celta en la constitución del Temple. En este sentido la tradición celta daba fundamental importancia al poder sobre las vías de comunicación como propiciadora de cualquier acción civilizadora. Las vías romanas eran militares, las de los galos eran comerciales, los Templarios llegaron a ejercer un control y vigilancia sobre las vías de comunicación del mundo conocido en su época, fieles al objetivo básico marcado por San Bernardo de Claraval de manejar los rutas y medios de comunicación). 

Elementos simbólicos solares celtas (Almarza) Soria: cruz celta y rueda solar 


El besante fue una medida de pago utilizada entre los árabes y también por el Temple. Fue el auténtico euro de la Edad Media. Entre los siglos XIII y XIV, se usaban los besantes de Malta, los de Valencia y el besante de los cruzados de San Juan de Acre. Por influencia del sistema monetario musulmán se tomaba como referencia el oro. 

Maravedí Alfonso acuñado por Alfonso Vlll

2.1.- Creación de la Gran Empresa “Templarios S.A”. La primera potencia feudal de la Edad Media. 


De existir revistas económicas y financieras en la época sin duda ocuparían las portadas los Templarios. No solo estaban de moda, su poder, su prestigio personal y comercial hacía de ellos un “club medieval selecto” al que aspiraban entrar desde reyes a campesinos. Mediante la gestión de los recursos agropecuarios, monetaria, empleos públicos, comercio y transportes, recibían más rentas que los propios reinos cristianos. El Temple fue según sus historiadores, uno de los mayores terratenientes de Europa además del principal banquero (4). 

Veamos un esbozo de su importancia en Europa con referencias concretas al suelo hispánico.


En el año 1128 la Orden del Temple fue reconocida "oficialmente" como una militarización oficial de las cruzadas. Desde ese momento, el apoyo de nobles y príncipes fueron requeridos por el propio Papado (Honorio II) en el Concilio extraordinario de Troyes para que ayudaran a la Orden recién legitimada. Alguna opinión estima que las ordenes militares fueron un experimento de la Iglesia nacido del espíritu de la reforma gregoriana y del genio de San Bernardo para tratar de convertir al caballero cristiano en algo más elevado y que sirviera mejor a Dios y a la Cristiandad, en lugar del caballero ocioso, cazador, mujeriego y que sólo podía buscar la guerra con otros cristianos.

¿Qué ocurría en España? A imagen y semejanza de las dos primeras órdenes creadas en Palestina (Hospitalarios y Temple) después de la 1ª Cruzada durante los siglos XII y XIII, se fundaron en suelo peninsular otras de similar naturaleza y organización (en el año 1122 Alfonso I El Batallador funda la Cofradía de Belchite a imagen del modelo templario como " ejercito de Dios y milicia de Cristo”). La causa principal de la aparición de estas órdenes propias fue la acción militar cristiana contra los musulmanes jugando un importante papel en la lucha y conquista del Islam peninsular, también la protección de los peregrinos. En Castilla destacaron tres grandes órdenes: Calatrava, Santiago -S.XII- y Alcántara –S.XIII-. En Soria, según Angel Almazan, existieron tres Ordenes militares: los templarios (de carácter mas militar. Tuvieron posesiones en Ucero, Yanguas, San Pedro Manrique, Tiermes..) los Sanjuanistas u Hospitalarios (de carácter mas caritativo. Tuvieron posesiones en Ágreda, Almarail, Almazán, Castillejo de Robledo y Hortezuela) y los Calatravos (primera orden hispánica creada por el abad Raimundo de Fitero para la defensa de la villa de Calatrava originariamente y que posteriormente dispuso de tierras y castillos a lo largo de toda la frontera de Castilla. Tuvieron posesiones en Alcozar, Alcubilla del Marqués, Berzosa, Esteras de Medinaceli, Medinaceli, Iglesia del Salvador (Soria) y Valdealbín).


2.1.1.- Obtención de recursos económicos


En Castilla y León los templarios mostraron su predilección por las tierras al norte del Tajo, donde abundaban unas mayores posibilidades mercantiles a distancia de las fronteras musulmanas.

Una importante fuente de ingresos fueron las considerables y cuantiosas donaciones (en vida) que hacían a la Orden cuantos ingresaban en ella (reyes, nobles particulares..) sin olvidarnos de las heredades de cuantos morían (Alfonso I el Batallador, rey de Aragón y Navarra, dejó en testamento -1131- sus reinos a las tres Ordenes internacionales de Tierra Santa: el Temple, el Hospital y el Santo Sepulcro, si bien no llegó a ejecutarse tal. En 1143 el conde-príncipe Ramon Berenguer IV otorgaba al Temple el quinto de las nuevas tierras conquistadas: "Et de conquisitione terre Sarracenorum quintam partem vobis concedo" esta concesión para algunos autores, será la base jurídica de la expansión territorial del Temple por Aragón y Cataluña). 

Numerosos préstamos otorgaba la Orden a cuantos peregrinos y comerciantes querían visitar los Santos Lugares (el temple poseía barcos propios y una flota marítima económico y comercial única). Tengamos en cuenta que si bien la Iglesia Católica prohibía el cobro de los intereses a los prestamistas (era particularmente severa con la usura) en cambio, concedía total independencia económica al Temple (solo debían obedecer al Papa: privilegio romano) si bien acudieron al eufemismo refiriéndose como “rentas” a los “intereses” en los préstamos.

El establecimiento y división territorial de los Templarios en general fue mediante encomiendas (unidades autosuficientes: territorios (aldeas, pueblos, iglesias) inmuebles (molinos), rentas etc, verdadero núcleo de su organización territorial economico-administrativa) que adquirían bien por donaciones o por compra. Las casas y conventos del Temple articulaban aquellas y eran centros para la obtención de recursos humanos y económicos. Cada una de estas casas o conventos, si tenían la suficiente importancia, o varias de ellas, si eran de inferior entidad, constituían una encomienda o bailía (auténticos feudos o señoríos. Aunaban pueblos con parroquias propias –estables- muchas de ellas con sus propios castillos) dirigida por un templario que recibía el nombre de comendador o bailío (5). Como datos numerarios el conjunto de las casas y encomiendas de la Orden en Europa occidental ascendía a unas nueve mil. El número de personas que conformaban aquellas, entre templarios de todas clases (dirección, cuerpo auxiliar, militar, sacerdotal..) y los cooperadores muy numerosos (admiradores que echaban una mano, entre los cuales podían estar las mujeres) podían llegar a ser de unos setenta mil aproximadamente.

Reunían sus posesiones mediante permutas (primera manifestación natural del comercio y antecedente de la compraventa) e intentaban comprar cuanto había entre una posesión y otra, racionalizando la producción: cultivando sus posesiones con campesinos de la gleba o esclavos musulmanes, ofreciéndolas en arrendamiento cuando no producían mucho… 

La rentas obtenidas estaban exentas de pagar impuestos, peajes ni diezmos (beneficios con antecedentes en la época carolingia. Se consideraba una compensación por el trabajo pastoral y su total se dividía en tres o cuatro partes: una para el obispo, otra para los clérigos inferiores, la tercera se gastaba en el mantenimiento de la iglesia, y finalmente se separaba algo para alivio de los pobres). Cuantiosas rentas se obtenían derivadas de impuestos y tasas, otorgadas a su favor a través de privilegios reales, a saber: montazgos (fueron en su origen una multa por las intrusiones en dehesas o acotados. Multas que paulatinamente se convirtieron en cargas por el acceso a los montes u otras tierras comunales). Portazgos (impuesto por derecho de paso o tráfico de mercaderías o ferias. 

Hasta el s.XIII en que pasan a ser Real consistían entre otros: Alcabala –impuesto que gravaba el 10% de todas las compraventas- de la carnicería, Alcabala de los ganados, Alcabala de las bestias, Derechos del peso de la cera, Derechos del lino, Alcabala de los paños, exacciones sobre determinados oficios…). Diezmos (impuesto del diez por ciento -la décima parte de todas las ganancias como p.ej. sobre los capullos de seda, de los mudéjares..). Derechos de ganado, de colmena, de pesca, tala de montes, diezmos de los cazadores, calañas (tasas), pechos de los vasallos (contribuciones) derechos de iglesias…

En otra esfera de poder el Temple, gozaba de otros derechos pues estaba exenta de la jurisdicción eclesiástica (tenían sus propios capellanes) y civil. Por ejemplo el derecho de dar asilo que en la práctica implicaba que las persecuciones judiciales externas cesaban dentro de las murallas del Temple. O el derecho a dar protección a los endeudados insolventes para que pudieran defender sus derechos y restablecer su honorabilidad (la Iglesia francesa llegó a dar instrucciones al Temple para que aceptase la admisión de todo católico que lo solicitara sin tener en cuenta su condición ni moralidad incluso llegó a decretar que todo cristiano excomulgado podría enmendarse de sus faltas enrolándose en la Orden). a decretar que todocristi que fuera excomulgado podía enmendarse de sus faltas enrolándose en 2.2.- Caminando por las tierras altas de Soria. 

En el año 1146, según Atienza, tenemos la primera presencia de Templarios en Soria por el otorgamiento de Alfonso VII en la persona del Maestre Provincial de Cataluña, Aragón y Provenza, Pere de Rovira “una villa desierta entre Soria y Almenar llamada Villaseca”. La encomienda aragonesa de Novillas fue la encargada de administrar en sus comienzos las posesiones templarias en Soria, traspasando ésta poco después en el año 1154 a la riojana de Alcanadre (por su proximidad a Navarra y Aragón) dominando territorialmente hasta Almazán. Alcanadre mantuvo sus posesiones hasta la desaparición de la Orden. Sancho III (1135-1158) reinaba en la Rioja bajo la superior autoridad de su padre, el emperador de León, Alfonso VII (1105-1157). 

En la actual provincia de Soria se han detectado, según autores, unos 22 enclaves templarios. Había 5 conventos templarios en Castilla siendo unos de los mas importantes el de San Juan de Soria (6). Los archivos y documentos del Temple en Soria, al igual que en Castilla, son insuficientes y carentes de archivo frente a los territorios de la Orden en Aragón y Cataluña en custodia de los Caballeros de la Orden de Malta (según notas del estudioso Gonzalo Martínez Diez). Con todo ello, siguiendo al estudioso del Temple en Soria, Antonio Ruiz Vega: “Hay constancia histórica o al menos tradición de enclaves templarios en los siguientes puntos de Soria: la ermita de San Bartolomé de Ucero en el Cañón del Río Lobos, no lejos del Burgo de Osma. En Almazán, junto al Duero. En Rioseco de Soria. En las proximidades de San Pedro Manrique, en un lugar llamado San Pedro el Viejo. En la villa fronteriza con Aragón, Agreda. En Castillejo del Robledo, en el confín con Burgos y Segovia. En el llamado Cerro de la Trinidad o de San Juan, cerca del puerto de Oncala. En las ruinas próximas a Peñalba de San Esteban, llamadas hoy La cerrada del Prior y que figuran en un mapa del siglo XVIII con la expresión Fue de Templarios. En la villa de Yanguas, cercana a la Rioja (iglesia de San Pedro de la que no queda nada salvo una talla de virgen pudiera ser negra, en el museo de la localidad). 

En la Sierra del Madero, donde se pueden ver las ruinas del convento de San Adrián. También en Morón de Almazán”.

Siempre donde existiera un punto de los caballeros del Temple, necesariamente habría de haber otro bien cerca controlando a su vez otro cruce de caminos o ruta o frontera. En Soria los trazados de los enclaves del Temple siguen unas rutas determinadas, de mayor importancia comercial y económica que defensiva, bien: 

A) Controlando caminos de peregrinación, como el que proviene desde Segovia pasando por Santa María de Riaza, San Esteban de Gormaz, El Burgo de Osma hasta Soria y desde la capital se dirige hacia el oeste, a Santiago (en el pueblo de Renieblas, próximo al cerro del Otero de San Juan, se puede observar su plaza de los Peregrinos y la calle de los Templarios). O el que proviene desde Tortosa a Zaragoza, Soria, Logroño (camino Francés)…

B) Custodiando la frontera del Duero, que separaba los reinos cristianos de los musulmanes.

C) Controlando la explotación agropecuaria y tráfico comercial a través de las rutas ganaderas, bien por tratarse de encomiendas, principalmente ganaderas, como los de Tierras Altas: Yángüas, Diustes y San Pedro Manrique, secularmente dedicadas a la trashumancia (7) (aún en el siglo XVII Soria es la mayor productora de lana de Castilla la Vieja famosa por su excelente calidad).

Organizada posteriormente con la denominación de Honrado Concejo de la Mesta de Pastores ésta, es una rareza histórica una institución con ciertos principios democráticos, con un gran poder económico y político (8). Se hacía necesario proteger estos recursos, incluso con las armas, y el Temple disponía de suficientes medios, permitiéndoles mantener esta riqueza. Alfonso X (1221-1284) estableció que en cada villa o tierra de las Ordenes Militares se fijara un lugar y sólo uno para recaudar el Montazgo en la siguiente proporción: "dos vacas o su valor, ocho maravedís, por cada mil; dos carneros o un maravedí por cada mil ovejas, y dos cerdos o veinte sueldos por cada millar de puercos, dejando a elección del dueño el pago en animales o en dinero”. 

En la zona de tierras Altas y a través del Puerto de Piqueras transcurre la Cañada Oriental Soriana (con su origen en el Sistema Ibérico de Logroño, transcurre por Soria, Guadalajara, Ciudad Real llegando incluso a Sevilla). 

Los dominios del Temple en tierras de Soria no se limitaban a heredades, molinos y casas, sino que su dominio alcanzaba también a algunos hombres como nos cita Gonzalo Martínez Díez: existen noticias de varios de estos exáricos (musulmanes que tras la reconquista deciden quedarse en el reino, cultivan la tierra a cambio de una parte de su producción) o vasallos. 

Al ser disuelto el Temple (22-III-1312) los bienes de la encomienda de Alcanadre (en ella se consigna como residente un único templario, frey Juan, que desempañaba el oficio de comendador y que era conocido con el sobrenombre de “el Zurdo” según publica Soriaymas) pasaron a poder del rey Alfonso XI que los entregó a su vez a D. Juan Alfonso de Haro, Señor de Cameros. 

LO SAGRADO.


3.- La huella arquitectónica religiosa del Temple: su mensaje universal. 

La riqueza acumulada por el Temple ocasionó su ruina y desaparición. Gran parte de la producción y renta templaria era enviada a Oriente para sufragar las guerras mientras que el resto se quedaba en las provincias para sufragar igualmente importantes gastos internos uno de los mayores las construcciones de Castillos, capillas, iglesias, etc…. (Después del año 1000, Europa vivirá un fervor constructivo sin precedentes: en apenas trescientos años —entre 1000 y 1300— se levantaron "todas las catedrales, monasterios e iglesias mínimamente importantes que hay en Francia", según Louis Charpentier) aplicable a la España de entonces (Iglesia de Eunate 1170, San Bartolomé de Ucero aproximadamente en el 1150, Santa María de Siones en Burgos a finales del S.XII, etc).

En lo referido a sus construcciones religiosas los templarios son parcos y al igual que las construcciones antiguas, buscaban que el ser humano se conectara de una forma noble y simple de convivencia con el medio ambiente, con la naturaleza. Se trata en su mayoría de construcciones pequeñas, con escasa decoración interior, de una humildad sosegadora (Por influencia del Císter los monasterios templarios se situaban en zonas yermas o inhóspitas pero con abundancia de agua. Normalmente el sitio elegido era un lugar boscoso y aislado por montañas.). San Bernardo hacer aplicar rigurosamente la Regla de San Benito; las iglesias tienen dimensiones modestas. Rechaza el ábside circular e impone el de planta cuadrangular. 

En lo arquitectónico, el Temple mediante su influencia y recursos (9) aglutinó y unificó una vasta obra que hubiere podido ser anárquica, dotándola de: nuevas técnicas de construcción (elementos tan innovadores, a la vez que arabizados, como el arco ojival, los arcos túmidos, o la inclusión de complejos cálculos matemáticos y físicos en la ejecución de unas obras en piedra que parecían desafiar a la gravedad (10)) personal experto formado en cofradías o logias de constructores. Organizando los diversos elementos arquitectónicos mediante principios de orden numérico (buscando el equilibrio entre el orden y la proporción nace "Tiferet", la Belleza, que es la expresión más sublime de los atributos morales, influencia gnóstica) y geométrico (de planta octogonal es la Iglesia de Eunate o el Convento de Tomar en Portugal, dodecagonal la de la Veracruz, hexagonal la de San Miguel de Arretxinaga) No se puede afirmar que los templarios adoptaran siempre una planta circular u octogonal en sus construcciones; a veces la emplearon pero la planta suele ser más modesta, una nave rectangular con ábside (11). En definitiva, predomina una simplificación de las líneas arquitectónicas y ausencia de esculturas, de pinturas y de vidrieras coloristas así, la vista no se distrae. Por el contrario, el volumen de las masas, la armonía que se observa bajo la iluminación perfectamente equilibrada y la buena acústica, inducen al fervor místico, a la búsqueda de Dios

La planta mas utilizada fue la octogonal, por las reminiscencias de la Iglesia madre o Cúpula de la Roca en Jerusalén. Este diseño vértebra el edificio entorno al eje que conecta permanentemente lo celeste con lo terrestre –El circulo y el cuadrado - y por donde circula la influencia espiritual que posibilita la recuperación de la memoria del Sí mismo y de la Identidad Suprema, la Unidad universal. El mayor secreto de los Caballeros Templarios es que no tenían secreto alguno. Lo dejaron todo escrito en la piedra. Las piedras hablan, pero hay que saber escucharlas y entenderlas (Jose Alberto de Quintana). Por ello los edificios templarios como los románicos y góticos hay que apreciarlos con el corazón y no verlos solamente, con los ojos.

Por gentileza del V.·H.·. Sarastro

Notas


1.- Al estudio del temple se ha acudido abordando múltiples caminos: desde su teología, sus reglas, sus documentos, sus símbolos, su arquitectura, sus usos y costumbres, sus gestas militares, su riqueza, su dimensión tradicional, etc.

2.- Año 1119, originariamente la fundan caballeros y nobles.

3.- En ocasiones renombraban el lugar transformando a santoral nuevo dichos emplazamientos. El santoral templario estaba sustentado sobre cuatro pilares: San Juan Bautista, San Bartolomé, San Miguel Arcángel y San Julián. Casi todas las encomiendas estaban dedicadas a uno de estos santos.

4.- Al Temple se le considera por su operativa monetaria, como un primer Banco Central Europeo, términos como sucursal, préstamo, créditos, pagarés, papel moneda… etc proviene de la actividad templaria. Para mas datos económicos cito la obra “Los Templarios y el origen de la banca" de Ignacio de la Torre Muñoz de Morales. Ed. Dilema Editorial. Madrid, 2004.

5.- En Soria y más nos dicen que: “..en ella rara vez residían más de uno o dos miembros de la Orden; el comendador podía ser, y lo era muy frecuentemente, un sirviente o sargento templario, y si lo era un caballero, solía ser un anciano o inválido que ya no podía participar activamente en la lucha en Palestina”.

6.- Seguimos los estudios de una de las mejores expertas actuales en Temple, Gloria de Válor según datos obtenidos de las mas diversas fuentes como Cartularios –como el de Novillas- o Privilegios reales, escrituras de donaciones, tradición oral, etc. Uno de los mas controvertidos por las diferentes tesis en cuanto a su situación geográfica. Particularmente –me uno a la tesis de Gloria de Válor- pienso que es el existente cerca de San Gregorio, en el Cerro de San Juan. El control visual y directo desde éste es excelente tanto de rutas de peregrinación como de ganado trashumante. Además leyendas locales sitúan en el cerro un emplazamiento santo, etc.

7.- Desde el siglo XII se viene practicando. Alfonso X el Sabio en 1273 le da carácter oficial. El número de reses que se movían eran de entre 10.000 a 96.000 –p.e en el año 1535-, según Mario Escobar Golderos. 

8.- El dinero de la Mesta sirvió para apoyar a la monarquía en sus momentos difíciles, para comprar voluntades y mantener un sistema de producción que competía con los colonos que iban poblando las tierras recuperadas al Islam.

9.- El siglo XII es el siglo de las catedrales. Transición del románico al gótico. A partir de 1140 se van a construir 150 iglesias de las cuales 80 son catedrales. En 1140 se empieza la catedral de Noyon, en 1163 Notre-Dame de Paris, en 1166 Poitiers, 1175 Soisssons, 1194 la de Chartres, 1200 Rouen, 1205 León, 1211 Reims, 1220 Aimiens, 1221 Burgos, 1229 Toulouse, 1240 Strasbourg, 1247 Beauvais, 1250 Metz, 1262 Troyes…Sin embargo la obra del Temple se centra en fortificaciones e Iglesias. La colaboración en todas estas obras monumentales transcurría a lo largo de decenas de años, durante los cuales se pagaron arquitectos, talladores de piedra, albañiles, carpinteros, escultores, vidrieros, se utilizaban transportes, etc. Los diversos operarios (encargados de maniobras, supervisores, adoquineros, aguateros, cocineros, los tiradores de cables, escultores, vidrieros, carboneros, etc) era organizados, coordinados instruidos y pagados por la Orden (el pueblo tenía poca disponibilidad de dinero, los reyes y señores poco más).Los templarios adquirieron de Oriente los principios básicos que regirían la estructura de la construcción y la costumbre - tomada de las cofradías de construcción islámica- de asociar en un fin común a todos los que intervendrían en la gran obra. Iniciados en los secretos del conocimiento y en su expresión por medio de la piedra, los canteros y maestros de obra habrían adquirido su saber en los conventos templarios y habrían salido de ellos encuadrados en logias y embebidos de una aspiración expresiva común. El Temple fue el aglutinador de las cofradías de constructores-.

10.- Disponían entre otros, del conocimiento de las influencias de las formas sobre las criaturas vivas conocidas vulgarmente como las Ondas de forma (cualquier forma geométrica, plana o con volumen, produce y emite ondas, unas veces nocivas y otras favorables para el organismo). El suelo también las emite (siguiendo los antecedentes señalados en la publicación de Templebalear los romanos eran conscientes de la presencia de estas fuerzas y, antes de fundar una población en un lugar, dejaban paciendo el ganado durante un año, tras ese periodo de tiempo, mataban algunos ejemplares y examinaban sus hígados, según su estado tomaban entonces la decisión de establecer allí o no su poblado).

11.- La superposición sobre la planta octogonal de dos niveles de 16 y 32 lados coronando el alzado con el círculo de la cúpula esférica nos viene a simbolizar la progresión ascendente de lo material en lo sagrado. Bayard nos dice en referencia a los obreros del Temple: " No se trata ya de obreros sedentarios, sino de obreros itinerantes que, en cada región, estudian nuevas técnicas y al mismo tiempo transmiten los conocimientos previamente adquiridos. Tienen un sentimiento de fraternidad más acendrado que el de los ciudadanos; obligados a vivir a pie de obra, en lugares alejados de su tierra, se unen más íntimamente y crean un grupo que tiene sus propias leyes, hábitos y costumbres. Se transmiten los secretos de la profesión, principalmente los referentes a la talla correcta de la piedra respetando su polaridad". El carácter sagrado, a menudo incluso sacerdotal, de las asociaciones de constructores, se percibe en documentos datados y en el análisis de las construcciones y de la vida entre los persas, los caldeos, los sirios, los egipcios y, por supuesto, los griegos y romanos. Entre los celtas se intuye el mismo sentimiento. El edificio se erige a imagen del gran mito solar; el sacerdote, que representa a Dios, es investido con poderes que le permiten designar el lugar donde debe levantarse el templo, la orientación y las dimensiones del edificio, y las principales representaciones simbólicas, tales como los números, los colores y los ritmos. El templo se convierte en un símbolo axial que santifica el espacio que le es consagrado; es un centro del mundo y el sacerdote es el elemento que permite el intercambio entre la tierra y el cielo. Todas estas realizaciones antiguas atestiguan que algunos hombres que poseían técnicas probadas emprendieron grandes trabajos y transmitieron conocimientos adquiridos penosamente, sólo a oídos escogidos, a aquellos que tenían las cualidades naturales necesarias para recibirlos y aprovecharlos. La actividad se desarrollaba dentro del más profundo humanismo, en la veneración al Principio creador al que se erigía una suntuosa morada. El gesto, sagrado en sí mismo, unía lo material y lo espiritual. Incluso en el antiguo Egipto, muy racionalista, los dos principios se unen: a la arquitectura material corresponde una arquitectura sagrada, con sus leyes morales. 

Tal como nos dice Bayard, "la Orden de los Templarios fue un elemento protector que sirvió de vehículo de este espíritu inspirado en el pensamiento simbólico. Hay autores, por otra parte, que opinan lo contrario y que nos hablan de la influencia templaria en el arte gótico. Philippe Forgeron y Javier Sierra por ejemplo, en su artículo Catedrales, el gran enigma estelar del arte gótico: ¿Escaleras al cielo?, señalan que "a mediados del siglo XII emerge en Europa un nuevo estilo arquitectónico que parece surgir casi de la nada. Ligero y luminoso, el arte gótico se impondrá, y una oleada de constructores de catedrales levantarán cientos de templos sin escatimar fondos ni ingenio".El dilema esta servido y las cuestiones y preguntas florecen por doquier; cual fue realmente la relación que tuvieron Los Caballeros Templarios con estas Logias de Albañiles y Maestros en la Arquitectura Sagrada, en el arte Gótico?... Esperamos que el tiempo y la investigación resuelvan estos enigmas”.