¡Gana dinero con tu blog!

PopAds.net - The Best Popunder Adnetwork

viernes, 30 de enero de 2015

MI OPINIÓN SOBRE LA CARTA REMITIDA POR EL M.R.H. Óscar de Alfonso A LA GRAN LOGIA NACIONAL DE FRANCIA






Como dicen las Constituciones de la Gran Logia de España, “un masón está obligado a no actuar contra los dictados de su conciencia”. Y esto es lo que voy a hacer.


Con la perspectiva más calmada que nos da el tiempo transcurrido desde que tuvieran lugar los trágicos acontecimientos del ataque fanático a “Charlie Hebdo”, creo que es hora de analizar la carta remitida por el M.•. R.•. H.•. Óscar de Alfonso a la Gran Logia Nacional Francesa, cuyo contenido encierra dentro de sí una serie de conceptos contradictorios por su propia naturaleza para aquéllos que lean entre líneas.

Para entender dichas contradicciones es preceptivo leerla con detenimiento y ser un iniciado. Concretamente ser iniciado en la masonería regular española, y trabajar o haber trabajado bajos los auspicios de la Gran Logia de España para comprender la sinergia de divisiones que coexisten dentro de la masonería universal.

Primero debo reseñar que el que suscribe este escrito es un masón regular  que  trabaja bajo los auspicios de la GLE, y si los principios de nuestra obediencia son los de “una Francmasonería que enseña respeto a las opiniones ajenas y tolerancia religiosa a fin de constituir un centro permanente de unión fraternal”, tal y como se dice en la misiva, este artículo será tomado como una propuesta conciliadora y no de otra forma, con el absoluto respeto que la figura del Gran Maestro merece.

Es evidente, a mi juicio, sin entrar a analizar la misiva, que su formato no es el más adecuado. Lo normal en estos casos es emitir un comunicado a la sociedad en general y a los HH.•. franceses asesinados en particular, tal y como han hecho todas las obediencias que se han pronunciado, incluso algunas de las reconocidas como “regulares”.

Otro hándicap, siempre según mi opinión particular, ha sido el tiempo de reacción. Mientras todas las obediencias, a nivel mundial, han reaccionaron de inmediato, Óscar de Alfonso tardó nada más y nada menos que dos días en pronunciarse, lo que da lugar a pensar que se ha estado “cocinando” un comunicado que finalmente, creo que se queda muy corto. Muy corto no sólo por su análisis simple con constantes referencias a valores masónicos un tanto excluyentes, sino también por su corto alcance.

Es una carta personal al Gran Maestro de la GLNF y no se expresa en ningún momento apoyo alguno a la revista francesa “Charlie Hebdo” o su solidaridad con las víctimas y sus familias, y lo más importante: a los dos Hermanos del Gran Oriente de Francia caídos en el mismo atentado, Bernard Maris y Michel Renaud.

La epístola se dedica más bien, en un ejercicio de reafirmación ideológica que no procedía en esos momentos, a hacer un repaso de las virtudes masónicas, contraponiéndolas a la barbarie cometida, cuando en realidad, la barbarie no iba en contra de los valores masónicos, sino contra la versión más intelectual e irreverente de un principio fundamental de la República Francesa: EL LAICISMO.

Es como ir (perdonen por el ejemplo, pero es muy gráfico) al entierro de un dibujante y consolar a la viuda con un folio, loando las virtudes del folio, y explicando los valores inamovibles de un folio, en lugar de solidarizarse con lo que este folio y la inteligencia del difunto producían.

El Gran Maestro perdió una oportunidad de oro para ofrecer públicamente sus condolencias por las víctimas en general y por los dos Hermanos Masones caídos en particular. En lugar de ello, de Alfonso, se dedica a utilizar los mismos argumentos que critica: la intolerancia. Es esta y no otra la contradicción más importante que encontramos en la carta que se nos muestra.

Tras dos días de expectación por conocer la postura del máximo representante de la GLE, se nos envió un texto que NO RECONOCE a los dos HH.•. que han fallecido en estos brutales atentados. Esta omisión no se debe a otra cosa que a la propia imposibilidad de coexistir con otras obediencias, y que, por consiguiente, induce a no expresar públicamente ningún reconocimiento a las obediencias “irregulares” ni expresar solidaridad alguna, siquiera en circunstancias tan excepcionales como las que concurrieron esos días.

Todo sería hasta coherente si no fuera por la reciente convocatoria hecha por la Gran Logia de España en la que se conmina a los Hermanos a reconocer el trabajo de un masón y nominarlo como “masón del año” INDEPENDIENTEMENTE DEL SEXO Y LA OBEDIENCIA A LA QUE PERTENEZCAN. Habíamos observado con ilusión esta convocatoria que parecía fruto de una mentalidad más abierta con respecto a otras obediencias, pero por lo que vemos, ha durado apenas unas semanas.

Desde la masonería de base, alejada de los prejuicios de las altas esferas políticas en la masonería, nos gustaría que se cumplieran los preceptos morales que se nos inculcan desde nuestra iniciación: la tolerancia y la fraternidad universal, sin exclusiones que responden a los intereses de unos pocos tal y como tristemente sucede en la sociedad profana.

Conminamos a los Hermanos que lean estas líneas a contraer un espíritu crítico y que se inspiren en esa inquietud que una vez los llevó a iniciarse en nuestra augusta Orden.
Que la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad reinen en vuestros corazones y…en vuestras mentes.

Francisco J. Lifante R.·. L.·. S.·. Hiram Abiff nº 80 VV. de Alicante que trabaja bajo los auspicios de la GLE y  el REAA